Un Día en Toledo

Publicado por Antonio Tajuelo

  3

  Toledo

 

Un Día en Toledo

Pasé la tarde del sábado con un amigo en la ciudad de Toledo, situada a 73 kilómetros al sur de Madrid. El recorrido en coche toma aproximadamente 45 minutos. Alternativamente, existe una línea de tren de alta velocidad entre Madrid y Toledo que realiza el viaje en 33 minutos.

Es una suerte disponer de un destino tan bonito y rico en cultura como Toledo a tan poca distancia de Madrid. Se trata de un lugar ideal para pasar un día o un fin de semana.

Un Día en Toledo

Para ir desde Madrid hasta Toledo se puede tomar la carretera A-42, saliendo por la salida 68B. Las principales poblaciones que se encuentran en este camino son Getafe, Parla, Torrejón de la Calzada e Illescas.

Un Día en Toledo

La estación de trenes de Toledo es un monumento en sí misma. Fue inaugurada en el año 1919 y posteriormente fue restaurada en el año 2005, cuando Toledo se conectó con Madrid mediante los trenes regionales de alta velocidad Avant.

Un Día en Toledo

La estación de Toledo fue construida con un estilo neomudéjar y ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Fíjate en cómo su fachada está repleta de arcos de herradura.

Un Día en Toledo

La estación de Toledo es una estación terminal, es decir, está situada en el extremo de una línea ferroviaria. Habitualmente las estaciones terminales son las más bonitas y a las que más recursos se destinan durante su construcción debido a que son más importantes que las estaciones pasantes, ubicadas a mitad de una línea ferroviaria.

Un Día en Toledo

Varios trenes pertenecientes a la Serie 104 de Renfe en los andenes de la Estación de Toledo. Estos trenes realizan el recorrido entre Madrid y Toledo en 33 minutos, alcanzando una velocidad máxima de 250 km/h. La frecuencia de estos trenes es de aproximadamente uno cada hora.

Un Día en Toledo

Toledo destaca por ser una ciudad con una gran historia, especialmente rica durante la Edad Media, y por haber contado con una importante industria metalúrgica en los últimos tiempos. Estos dos factores se reflejan en la multitud de tiendas de souvenirs que pueden encontrarse en la ciudad, donde espadas, escudos y armaduras son abundantes.

Un Día en Toledo

Varias fotos del interior de la Estación de Toledo. Se trata de una estación preciosa en cada uno de sus detalles.

Un Día en Toledo

Antiguas taquillas en la Estación de Toledo, que funcionaron durante el siglo XX. En la actualidad han sido reemplazadas por unas nuevas taquillas mucho más modernas, pero se conservan las originales.

Un Día en Toledo

Lámpara en el interior de la Estación de Toledo.

Un Día en Toledo

El casco antiguo de la ciudad de Toledo se encuentra ubicado sobre una colina de 100 metros de altura. En la antigüedad constituía una auténtica ciudad fortificada que permitía una mayor resistencia a los ataques militares. Hoy en día existen varios conjuntos de escaleras mecánicas para llegar hasta el casco antiguo.

Un Día en Toledo

La ciudad de Toledo tuvo diferentes nombres a lo largo de su historia. Dos nombres que recibió durante momentos clave de la historia han sido Toletum, tras ser conquistada por los romanos en el año 193 a.C., y Tulaytula, nombre asignado por los musulmanes en el año 711 de nuestra era.

Un Día en Toledo

Las calles de Toledo conservan un toque histórico muy especial. Caminar por ellas es muy parecido a caminar por un enorme museo al aire libre donde conviven edificios, monumentos y lugares pertenecientes a diferentes épocas y a diferentes civilizaciones.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

La Iglesia de Santa Leocadia es de estilo mudéjar toledano y se edificó en el siglo XIII.

En la ciudad de Toledo convivieron tres culturas muy diferentes durante gran parte de la Edad Media: musulmanes, cristianos y judíos. Es curioso ver cómo parte del resultado de esta convivencia es un edificio utilizado para el culto religioso de los cristianos, pero que sigue el estilo arquitectónico de los musulmanes.

Un Día en Toledo

Varias fotos más de la Iglesia de Santa Leocadia.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

Una de los múltiples calles estrechas por los que puedes caminar si visitas el centro histórico de Toledo. En este caso se trata de la calle Garcilaso de la Vega.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

Monumento a Garcilaso de la Vega, poeta nacido en Toledo y que vivió durante el siglo XVI.

Un Día en Toledo

Recorriendo Toledo nos encontramos con una nueva parroquia, en este caso la Iglesia de San Román, que también es de estilo mudéjar.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

Muy cerca nos encontramos con la Iglesia de San Ildefonso, de los jesuitas, edificada en estilo barroco.

Un Día en Toledo

Turistas a la entrada de la Iglesia de San Ildefonso de Toledo.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

Objetos de cerámica en una tienda de souvenirs en Toledo. Fíjate en el reloj solar donde aparece Don Quijote y Sancho Panza ^^.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

En este punto llegamos a uno de los monumentos más representativos e importantes de Toledo: la Catedral de Santa María. Se trata de un enorme edificio de estilo gótico, construido entre los siglos XIII y XV utilizando piedra blanca, cuya torre del campanario se eleva hasta los 92 metros de altura.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

La Catedral de Toledo merece una visita en profundidad que me gustaría realizar más adelante ^^. Seguro que en su interior hay mucho por conocer.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

Un grupo de visitantes tomándose una foto en la catedral.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

Frente a la catedral, más tiendas de venta de souvenirs toledanos.

Un Día en Toledo

Escaparate de una tienda dedicada a la venta de cuchillos y navajas.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

Teatro Rojas, muy próximo a la Catedral de Santa María.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

La Plaza de Zocodover es la plaza principal del casco histórico de Toledo. Aquí puedes encontrar -además de muchos turistas- varios restaurantes, edificios de interés y paradas de autobús.

Un Día en Toledo

Tres señoras mayores charlando en la Plaza de Zocodover.

Un Día en Toledo

Tras haber recorrido una parte del casco histórico de Toledo, la ciudad aún tenía al menos dos cosas más que ofrecernos: sus vistas desde lo más alto y el atardecer.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

En esta imagen se ve el Río Tajo a su paso por Toledo.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

Saliendo de la zona antigua de Toledo al atardecer.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

¡Un coche Citroen de época! ^^

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

Rojo atardecer en Toledo.

Un Día en Toledo

Desde fuera de la ciudad se ven algunos edificios iluminados, como la catedral.

Un Día en Toledo

En esta foto, se ve el Alcázar iluminado, durante la hora azul ^^.

Un Día en Toledo
Un Día en Toledo

Espero que hayas disfrutado con estas fotos de Toledo y que tengas ocasión de visitarlo pronto ^^.

Relacionado

Un Día en Cuenca

  hace 4 años   4

Monasterio de Montserrat

  hace 4 años

Más sobre Viajes en España

Comentarios (3)

Rutas de Toledo Responder

¡Un día no es suficiente en Toledo! Merece la pena dormir al menos una noche y descubrir una ciudad muy diferente. ¡Hay que perderse por sus calles! O bien dejarte llevar... Buen reportaje. Un saludo desde "Rutas de Toledo"

Carmen Responder

Unas fotos estupendas. Toledo es para mí una de las ciudades más bonitas de España. He ido dos veces a pasar un día cada vez, pero me quedan esas ganas de pasar varios días y disfrutarla a fondo. Gracias por estas fotos tan estupendas. Estaba buscando un tienda de souvenirs que tenía unas imágenes grandes fuera de Sancho panza y el Quijote, hice una foto allí, pero no sé que pasó que no la encuentro, estoy haciendo un trabajo y quería recuperarla. En fin, gracias. En otro momento seguiré mirando tu página.